¿Qué es el roaming de datos?

El roaming de datos es una función que te permitirá conectarte a Internet utilizando una red diferente a la que te provee tu operador. Por ejemplo, cuando sales de viaje al extranjero vas a perder la conexión a la red de tu operador local. Si necesitas conectarte a Internet en ese país, no lo vas a poder hacer hasta que no hayas activado el roaming de datos.

El roaming de datos muchas veces se encuentra desactivado por defecto desde el operador para evitar gastos inesperados. Eso significa que, aunque enciendas el roaming de datos en tu móvil, no vas a poder conectarte a Internet.

Por lo general, el roaming de datos de tu compañía telefónica no es una opción recomendada cuando salgas de viaje. Lo mejor en estos casos es buscar alternativas mucho más factibles como las tarjetas SIM internacionales prepago o las eSIM internacionales. Estas dos opciones te permitirán conectarte a Internet en múltiples países alrededor del mundo.

Riesgos del roaming de datos:

El roaming de datos sin control te puede causar un dolor de cabeza y endeudarte con cientos y miles de dólares. Este servicio suele ser costoso. Por ejemplo, las compañías españolas ofrecen roaming a sus clientes a un precio de 12,10 euros por cada MB consumido en el extranjero.

Hay casos reales donde los usuarios regresan con facturas de más de 1000 euros, por el simple hecho de conectarse a Internet algunos minutos.

Beneficios:

Con el roaming de datos vas a poder comunicarte con tus familiares y amigos a través de redes sociales. Lo puedes utilizar en caso de emergencia.