iSIM (SIM integrada)

El concepto de iSIM es el mismo que el de eSIM. No es necesario insertar un chip en el cajón de la SIM, ¡la SIM está directamente integrada en el teléfono inteligente!

Como recordatorio, la eSIM es una versión más pequeña de la tarjeta SIM tradicional. Mantiene las mismas funcionalidades que la SIM física. Lo que la diferencia de la tarjeta SIM clásica es que es inamovible, ya que está soldada directamente a la placa base del smartphone.

Pero iSIM va aún más lejos. En efecto, se trata de tomar una eSIM, de encogerla aún más, de asociarla a un módem igualmente pequeño y de injertar el conjunto en el procesador del teléfono, comúnmente llamado SoC (system-on-chip), durante su concepción.

Esta SIM tiene muchas ventajas. En primer lugar, con una superficie menor a un milímetro cuadrado, permite ofrecer una red celular a objetos electrónicos muy pequeños como relojes inteligentes, pero también dejar más espacio para agregar baterías más potentes a teléfonos por ejemplo.

Además, el funcionamiento del iSIM lo hace mucho más seguro. Por un lado, su ubicación y tamaño lo hacen físicamente inaccesible, reduciendo pérdidas y robos. Por otro lado, al estar integrado en el procesador, iSIM tiene una capa adicional de autenticación para fortalecer la protección de datos.

Finalmente, esta tecnología permitiría reducir los costes asociados a la fabricación de la ranura SIM convencional.

Hoy en día, iSIM no se usa ampliamente y sigue siendo una característica adicional de la SIM tradicional, pero no pasará mucho tiempo antes de que se integre en todos nuestros dispositivos IoT (Internet de las cosas).