¡Obtén un 5% de descuento usando el código:
MYESIMNOW5
Comprar mi eSIM
Idioma
Divisa
Euro
EUR - €
Dólar de los Estados Unidos (US)
USD - $
Peso mexicano
MXN - $
Trustpilot

¿Por qué mi tarjeta SIM no funciona? Causas y soluciones fáciles

¿Sabes qué hacer si tu tarjeta SIM no funciona? Conoce las causas más comunes de mal funcionamiento y aprende como resolver el problema.

enero 16, 2024

4.6 /5 Trustpilot star
Puntuación destacada Basada en más de 38.000 opiniones de usuarios en Trustpilot
Reviews avatar Reviews avatar Reviews avatar +1M
Preferido globalmente Más de 1 millón de usuarios en todo el mundo han confiado en Holafly
Unlimited data Datos ilimitados Planes de datos ilimitados en más de 170 destinos
Save money

Holafly te ayuda a ahorrar +30% comparado con otras tarifas de roaming

Comprar mi eSIM

¿Alguna vez te has quedado sin conexión a Internet, pero tenías activo tu plan de datos? Puede que sea porque tu chip o SIM card se haya averiado. Pero, ¿por qué la tarjeta SIM no funciona? Aunque son escasas, existen diversas razones, las cuales van desde arañazos hasta filtraciones de agua. Por ello, enseguida resumiremos las posibles causas y te indicaremos cómo solucionarlo.

La tarjeta SIM no funciona ¿Por qué?

Mi tarjeta SIM no funciona
Las tarjetas SIM son dispositivos muy delicados. Fuente: Pexels

Si presentas problemas con la tarjeta SIM, es importante entender las razones de su repentina falla o deterioro. Las siete razones más comunes son:

Daños por agua

El agua es el rival número uno de la tarjeta SIM. Incluso, una mínima cantidad de humedad puede provocar fallos de funcionamiento.

Si alguna vez se te cae el teléfono al agua, asegúrate de sacar la tarjeta SIM y secarla bien. De esta forma, evitarás que la humedad se acumule en el chip.

Daños físicos

Las tarjetas SIM son pequeñas, y esto las hace delicadas. El simple hecho de dejar caer la SIM o manipularla de mala manera, puede provocarle daños físicos.

Si necesitas sacar la SIM del móvil y guardarla en algún otro lugar, lo mejor es que guardes la SIM card en una funda de plástico rígido, o en un recipiente adecuado para tarjetas SIM.

Temperaturas extremas

Las temperaturas extremas, tanto frías como calientes, pueden afectar negativamente a las tarjetas SIM. No dejes la SIM card o el teléfono expuestos al sol o a la intemperie.

Almacenamiento incorrecto

Un almacenamiento incorrecto, como doblar o flexionar la tarjeta, suele provocar daños, lo cual puede ocurrir al introducir la tarjeta SIM en el teléfono.

Por ello, asegúrate de colocar el chip correctamente, o de lo contrario te será difícil deslizarlo en la bandeja, y podrías acabar doblando, rayando o dañando el plástico.

Desgaste

Como todo en el mundo, incluida la tecnología, las tarjetas SIM sufren desgaste con el paso del tiempo.

Las tarjetas SIM pueden durar años si se limpian con regularidad y se les da un buen mantenimiento.

Defectos de fabricación

En raras ocasiones, las tarjetas SIM pueden presentar defectos de fábrica. En este caso, no hay mucho que hacer más que ir a la tienda o llamar y pedir una nueva.

Nuestro consejo al obtener tu primera tarjeta SIM, es que procedas a probarla de inmediato realizando alguna llamada o conectándote a Internet, ya que de esa manera sabrás si funciona correctamente.

¿Cómo saber si mi tarjeta SIM está dañada o defectuosa?

Mi tarjeta SIM está dañada
Ordena una nueva SIM en caso de daños irreparables. Fuente: Pexels

Una vez empieces a notar problemas con tu tarjeta SIM, es importante que puedas detectar cualquier otro problema para estudiar la posibilidad de reparar o sustituir el chip.

Echa un vistazo a las señales comunes que muestran iPhone y Android al presentar mal funcionamiento de la tarjeta SIM:

Android

  • Caídas frecuentes de la señal de red.
  • No se pueden hacer llamadas ni enviar mensajes de texto.
  • Problemas inexplicables con los datos móviles.

iPhone

  • Mensaje de error “No hay tarjeta SIM”.
  • Búsqueda constante de red.
  • Imposibilidad de activar los datos móviles.

¿Cuánto tiempo de vida tiene una tarjeta SIM?

Sin importar el tamaño, los chips o tarjetas SIM son muy resistentes, lo que quiere decir, que estos pequeños dispositivos pueden durar hasta una década.

Pero cierto es, que existe una pequeña cantidad de SIM cards que tienen un tiempo de vida promedio, lo cual dependerá del uso y cuidado que le des a la tarjeta SIM.

¿Cuánto dura una SIM card sin utilizar?

Generalmente, esto no depende de la tarjeta SIM en sí misma. En caso de cancelar un plan de datos o dejar de recargar la tarjeta prepago, el chip será desactivado entre los siguientes tres meses y 180 días, lo cual irá de acuerdo a los términos y condiciones del proveedor de telefonía móvil.

¿Cuándo caduca una tarjeta SIM? Cuando es desactivada por la compañía de telefonía por falta de uso.

¿Qué hacer cuando la tarjeta SIM está dañada?

Cuando un chip o tarjeta SIM está dañado, es prácticamente imposible repararlo. Lo mejor que puedes hacer, es ponerte en contacto con tu proveedor y solicitar una nueva tarjeta SIM.

¿Se puede sustituir una tarjeta SIM?

Por supuesto. Mientras tengas un plan de datos válido y activo, puedes tener una SIM card con el mismo número, pues solo tienes que ponerte en contacto con tu operador para que te envíe una tarjeta nueva, o si lo prefieres, puedes recogerla en una de sus tiendas locales.

¿Desaparecerá la tarjeta SIM?

A medida que la popularidad de las SIM virtuales crece, va dejando a un lado a la tarjeta SIM tradicional, pero la verdad, dicha SIM card seguirá existiendo durante algún tiempo.

Sin embargo, la eSIM está preparada para hacerse cargo de la industria de la comunicación celular.

¿Hay tarjetas SIM que no pueden dañarse?

Como hemos dicho anteriormente, las tarjetas SIM son susceptibles a daños, roturas o deterioro. Sin embargo, existe una nueva tecnología destinada a brindarle tranquilidad a sus usuarios: La nueva tarjeta eSIM, la versión digital de la tarjeta SIM tradicional.

La principal ventaja de las SIM card virtuales, es que no se ven afectadas por factores externos o de desgaste. Si deseas conocer más, puedes leer nuestra edición sobre eSIM vs. SIM física.

Muchos proveedores nacionales e internacionales, como Holafly, ofrecen eSIM. Dichas SIM virtuales son especialmente útiles al momento de viajar, porque puedes conseguir incluso datos ilimitados por una tarifa plana, e incluso es posible compartir datos. Exploremos algunas de las ventajas más notables:

  • Datos ilimitados.
  • Servicio de atención al cliente 24/7.
  • Sin riesgo de daños.
  • Único pago.
  • Aplicación fácil de usar.
  • Recarga del plan de datos al finalizar.
  • Garantía de funcionamiento.
Tarjeta-eSIM-Internacional
SIM virtual con datos ilimitados.
Compra con descuento usando el código: MYESIMNOW5

Preguntas frecuentes acerca de qué hacer si la tarjeta SIM no funciona

¿Qué pasa si mi tarjeta SIM es nueva y sigue sin funcionar?

A veces, los chips o tarjetas SIM pueden venir dañados o defectuosos de fábrica, o puede que se hayan instalado incorrectamente en tu teléfono.

¿La inserción/extracción frecuente de una tarjeta SIM afecta su vida útil?

Es posible que la inserción/extracción frecuente pueda desgastar la tarjeta SIM y la ranura. Recomendamos cuidar la tarjeta SIM y evitar retirarla a menos que sea completamente necesario. Con una eSIM, no necesitarás sacar el chip.

¿Puede una tarjeta SIM dañada afectar al rendimiento de mi teléfono?

Una tarjeta SIM dañada puede provocar problemas de conectividad que afectan la calidad de las llamadas, los mensajes de texto y los datos móviles. Si experimentas este tipo de problemas, sustituir la tarjeta SIM es una posible solución.

¿Cómo transfiero datos de una tarjeta SIM antigua a una nueva?

Ponte en contacto con tu operador de telefonía móvil para que te oriente sobre cómo transferir datos de una tarjeta SIM antigua a una nueva. Ellos pueden proporcionar instrucciones o ayuda para transferir contactos y demás información.

¿Con qué frecuencia debo sustituir mi tarjeta SIM?

No hay un plazo fijo, pero si notas problemas de conectividad o llevas varios años con la misma tarjeta SIM, es buena idea plantearse cambiarla para obtener un rendimiento óptimo.